miércoles, 8 de septiembre de 2010

Mala poesía

Busquen y van a encontrar
Que cuando dije:

Me hizo real, en el entretiempo ese, seductor y algo voluptuoso de matar el tiempo

Lo dije pensando que ella revivía lo que yo mataba
Murmure :

Los días ya no me persuaden

Cuando me hizo saber que ya no era su farsante predilecto
Escribí:
Algún día vamos a probar esa calabaza
Nos deslizaremos por su jardín
Perfumados con saliva de sueños hacia Ese verde
Que huye de nuestras risas
Para hablar sobre nuestro hallazgo
Y de nuestro permanente desencuentro
Busquen y van a encontrar que conté a varios sobre Caperucita Feroz y el Lobo Rojo
Sobre sus Manos Temperamentales
Y sobre el cuervo que antes le picaba su cerebro violeta
Que convertí en cartero al mozo del café
Con una carta que ella nunca buscó
Le dediqué una novela
Un poema que ella hizo canción
Pero nada de eso bastó
Faltaba algo más
Algo así como un poema
Un poema que sin embargo
No era para ella
Que no era para nadie que dice así:
Andan caminando las ganas todas
De ensartarle el diente

A la mejor amiga de la mujer que me gusta

Y como por obra de un Barba Azul cualquiera ella habló:

No me lastimó, me dio asco, tengo el ego heridísimo

No me busques más, vos rara vez sabés escribir.
Yo con esa lava que ardía en mi cara
Aprendí que era poeta
En defensa
Ciego palpando la falta de todo
Escribí:
Esa moral te hace tonta
Te afea
Ciego le repartía:
Beso, querida
Gracias por el fuego.