sábado, 4 de diciembre de 2010

Constelación


Adentro por adentro

De un canto que se abre a tu lado

Sonreís con una medianoche en la boca

Apagando hojas secas y virtuosas

Una leyenda de fuego plateado se esparce entre nosotros

Incendiando los breves racimos que se desparraman

Por todos los lados


Adentro por adentro

Del truco que se repite y que repito

La vida de los dos prefabricada de coincidentes

Clases de teorías del porqué no se cruzan nuestras tangentes

He visto de ese modo la selva crecer

Abandonarse al silbido de la noche

He visto dentro mío muerte ahogada

También inequívoca muerte ahogada


Adentro por adentro

Del zumbido tenaz del vacío

Roto a pedazos por tu universo repentino

Que lo atraviesa:

12 de octubre

Un hombre pisa tierra firme

Un hombre que brotado del artificio

Negligente del olvido

Asciende a la tierra

La lengua de fuego plateada lo agita

Lo bebe entre sus manos

Que es lo que este hombre tiene de riqueza

Mientras el polvo de hojas secas

Augura una retirada

Vos con tus ojos negros como el cielo lácteo

Que sólo vi en la montaña de Purmamarca

Estrellada por una galaxia azul

A la que le pusiste nombre de constelación

Dejás preguntas en los picaportes

Incertidumbre y millones de años luz de distancia

Añicos de aprendizaje viejo y perfumado


Adentro por adentro de tu esfera de fuego plateada

Que arrasa como una lengua

Te he visto caminar y multiplicarte

Y grávida alejarte de a poquito

Del capricho del azar.


A L.A.