miércoles, 9 de junio de 2010

Los hambrientos

Vienen de todos lados
Engullendo aire desconsolado
Son los hambrientos
Los que engordan el ganado ajeno
Y cuentan vacas llenas en los sueños
En sus canastas vacías
Prósperas venganzas florecen
Desde sus estómagos
Conectados a sus cerebros
También arroces crecen
Acero y pólvora
Que pronto serán piedra en la gomera
Uno de ellos clama alertado
Nuestro estómago es internacional
Entonces
Las canastas se unen
Las cosechas se unen
Sus corazones hambrientos se unen
Son los hambrientos
Mis hermanos de combate